Primera ecografía 

Por fin hoy hemos tenido la gran suerte de ver la primera ecografía. La noche antes no he podido dormir por todos los nervios que tenía, no sabía si todo iba a ir bien aunque algo me decía que sí. Han sido muchas emociones y sentimientos encontrados, por una parte hoy hemos sabido que de los dos embriones sólo hay uno y,por otra parte, que el embrión que viene está en perfecto estado. En resumen: estoy muy feliz y contenta 😊. Desde hoy me dan de alta en la clínica y continúo en mi ambulatorio. Ya tengo cita con la matrona. 

Debo seguir con la progesterona y con los parches de estradiol hasta la semana 12.  Me han dado las pautas para ir dejando la medicación, estoy impaciente por ver ese día!

Me han dicho que se hace largo el embarazo pero ya se me ha pasado un mes casi sin enterarme. Me gusta imaginar qué voy a sentir al ver a mi niño o niña, hoy, al menos, al ver en la eco a ese pequeñín me he emocionado muchísimo. 

Deseo que todo vaya genial 😊 

Anuncios

¡Se terminó la beta espera!

Por fin llegó el día que tanto ansiaba desde el día 7. Ha sido una larga espera pero ha merecido la pena porque hoy me han confirmado que sí esperamos familia!!!!!  No creo que pueda caber dentro de mí más alegría, voy a explotar de emoción. 

Ahora hay que esperar un poco más porque , desde que dan el positivo, se esperan dos semanas para la primera ecografía.  Como ya expliqué en la anterior entrada, decidí transferirme dos embriones. Me han comentado que el día 30 de este mes es cuando sabremos si hay uno o dos. De momento debo seguir con la medicación que tomaba hasta ahora (Evopad y progesterona). 

Deseo que el 30 pueda traer buenas noticias. 

Muchos besos! 

A por la beta espera…

Po fin, ayer, me transfirieron 2 embriones. La decisión de la cantidad ha sido bastante madurada, siempre he querido tener más de un hijo y, por cuestión de tiempo, decidimos intentar ir a por dos a la vez. Deseo que todo vaya genial y tengamos doble alegría.

De los 10 embriones iniciales nos quedan dos vitrificados y dos tranferidos, es un buen número y nos da la tranquilidad de tener una reserva en el caso de que estos dos no vayan adelante, esperemos que no así, claro, porque tenemos mucha ilusión en esta etapa que estamos viviendo.

El 16 de mazo tengo cita para la analítica que nos diga si vamos o no a ser más en la familia. Esta espera es lo que no llevo muy bien de todo el proceso, al igual que la vez anterior agudizo todos los sentidos para ver el más mínimo síntoma que indique que algo ha cambiado.Ojalá que esta vez sea la buena! Espero volver con buenas noticias.

Saludos!

 

 

 

 

 

¡Ya no queda nada!

Por fin hoy me han llamado para decirme que en esta semana me donan los óvulos, la punción de la donante está programada para esta semana, para el jueves, más o menos, así que, el martes que viene, ya me transfieren el embrión.

Son muchas emociones encontradas, muy largo el camino que estamos recorriendo, nervios, emoción, miedo a lo desconocido. Me encantaría que todo saliera genial y seguir recorriendo el camino con una persona más en nuestras vidas.

Espero tener muy buenas noticias la próxima vez, lo que me importa ahora  es tener reserva de embriones y que todos ellos sean de una buena calidad.

Hasta pronto!!!!

Empieza la cuenta atrás

No me puedo creer que, esta mañana, me dijera mi doctora que mi cuerpo está bien como para empezar el tratamiento. En quince días, más o menos, podría estar recibiendo el embrión. De momento lo tomo con calma en cuanto a emociones se refiere, no quiero estar como una moto como la vez pasada. Esta vez es diferente porque es a través de ovodonación, me han dicho que hay más garantías de éxito.

Estoy muy contenta y miro al futuro de manera positiva. He leído bastantes blogs de chicas que están pasando por lo mismo y nos une algo, ese nexo es la emoción. Vivimos este proceso de manera tan intensa que casi nos hacemos “expertas” en técnicas de reproducción asistida. Me gusta leer que, aunque una vez no salió bien, siempre hay fuerzas para seguir con la “lucha” por ser madre. En mi última visita a la clínica estuve con una psicóloga y me dijo que todas nosotras somos unas valientes, me gusta recordar esto porque me da fuerzas para seguir adelante con optimismo.

Ojalá que cada historia de las que leo tenga un resultado positivo.

Ánimo a todas!!!!!!

 

A menos de un mes de la ovodonación

Después de un intento fallido, en la clínica, nos ha hablado de la posibilidad de repetir el tratamiento pero esta vez con óvulos donados. Debido a la edad, mi reserva ovárica es un tanto escasa y no hay demasiadas garantías de éxito. Creo que es una de las decisiones más complicadas que he tomado en mi vida. Supongo que a todas nos surgen las mismas dudas: ¿ese niño va a tener dos madres?, ¿lo sentiré como hijo?, ¿genéticamente qué aporto yo?, ¿soy como un vientre de alquiler?, ¿será muy diferente a mí?. Son cuestiones muy personales y cada uno lo vive de manera diferente.

En mi caso estaba decidida pero necesitaba respuestas y, por este motivo, decidí hablar con la psicóloga de la clínica. Hoy me veo parte importante en el proceso y voy con mucha ilusión y sin reservas. Deseo vivir con la misma ilusión esta segunda vez porque es con lo que me quedo de la primera.

Espero volver con buenas noticias.

 

Largo camino hacia la maternidad.

En julio de 2016 inicié, junto a mi pareja, este camino hacia la maternidad/paternidad. A veces parece muy sencillo eso de concebir una nueva vida pero, a nosotros, no tanto y, por este motivo, decidimos acudir a una clínica especializada en este tipo de problemas.

No es una decisión difícil de tomar, es más, vas con ilusión porque piensas que estás más cerca de lo que deseas, al menos eso esperas. Hicimos varias pruebas, analítica de sangre, test de compatibilidad… todo genial, ¿entonces qué puede fallar?. En mi caso la reserva ovárica, tuve que repetir una vez más el tratamiento de estimulación porque en la primera extracción obtuvieron 3 y en la segunda 5, de los cuales fecundaron 5 y sólo 1 sobrevivió.

Nos alegramos de que 1 pudiera sobrevivir y fuimos con mucha ilusión. En diciembre me transfirieron el embrión con 6 días y mi primera beta, el 5 de enero (uno de mis días favoritos del año) nos dieron la noticia de que era positiva aunque había que repetirla el 7 para ver si aumentaba. Aumentó y no creo que nadie en todo el planeta rozara ni por asomo la felicidad que tenía. Yo no podía creer que hubiera tanta magia en esa fase del camino, en ese momento se olvidan los cambios de humor, miedo a las agujas, la cantidad de hormonas que te metes, porque uno de los objetivos se ha cumplido: estar embarazada.

Por desgracia, el 13 de enero, empecé a sangrar de manera abundante y perdí lo que días antes me había hecho ser la persona más feliz del planeta.

Han pasado 13 días y sigo al pie del cañón, vamos a intentarlo una vez más.

Esta vez sí que sí.

🙂